Sustrajeron siete microscopios utilizados para estudios genéticos y de anatomía patológica, en el Instituto Malbrán.

Recoleta love

El robo se produjo en el Centro Nacional de Genética Médica, que funciona en las instalaciones del Hospital General de Agudos “Bernardino Rivadavia”, situado en Recoleta.

El Centro Nacional de Genética Médica, uno de los trece que dependen del Instituto ANLIS Malbrán, y que funciona desde la década del 80 en el Hospital General de Agudos “Bernardino Rivadavia”, en el barrio porteño de Recoleta, sufrió la sustracción de siete microscopios utilizados para hacer estudios genéticos y de anatomía patológica.

El hecho fue visualizado por dos mujeres trabajadoras que descubrieron la puerta y una ventana forzada para luego notar, el faltante de los siete microscopios, valuados en alrededor de 2000 dólares cada uno. El director del Instituto Malbrán, Pascual Fidelio estimó que: “Estaríamos hablando de un valor total de aproximadamente 15.000 dólares”, en conversación con La Nación. 

“Se presume que tenían conocimiento del lugar y de lo que había adentro porque fueron puntualmente a esos microscopios”describió el director acerca del robo, quien cree también, que la maniobra tubo que ser realizada por dos personas.”Los microscopios tienen un peso determinado, la especulación es que alguien los movió y alguien los recibió. No es posible sacarlos en un bolso o en una mochila, por el tamaño que tienen”, explicó al diario.

El directivo del Malbrán menciona que “aparentemente en ese sector no hay cámaras” y que “parece un punto ciego”. Mientras afirma que la denuncia ya está en la Justicia, y son ellos los que deberán establecer las precisiones sobre el hecho.

Los microscopios sustraídos se utilizan para tareas “muy específicas”, por lo que no sería tan sencillo ingresarlos en la web para intentar venderlos. “Por eso pedimos que si alguien ve las publicaciones en portales o en páginas independientes las notifiquen, porque esto no es moneda corriente”, comenta, en un llamado de atención a los usuarios de estas plataformas.

Fidelio aseguró que “hay apoyo absoluto del Ministerio de Salud y del ANLIS Malbrán” para reponer el equipamiento faltante “en el cortísimo plazo” y que disponen de equipos de back up para continuar con la importante tarea que desarrolla el Centro Nacional de Genética Médica. “No vamos a dejar de brindar el servicio de capacitación y diagnóstico” aseguró.

En ese centro trabajan 50 profesionales que no están abocados a tareas en el marco de la pandemia de Covid-19, sino a diagnósticos e investigaciones genéticas.

Fuente: La Nación