“Si quiero” en la biblioteca Ricardo Güiraldes, de Recoleta.

En el marco del programa de casamientos en lugares emblemáticos que lanzó el Gobierno porteño en 2016, la biblioteca Ricardo Güiraldes se convirtio en el primer escenario en el que por primera vez, 8 parejas dieron el sí. El histórico edificio ubicado en Talcahuano 1.261, perteneció a la pareja tucumana del doctor Federico Helguera y la señora María Luisa Padilla.

Los novios que eligen casarse en lugares emblemáticos de la Ciudad tienen en cuenta el confort a la hora de dar el sí y resignan las fotos entre los jardines del Rosedal o sobre la Glorieta de Barrancas de Belgrano.

Tanto el Rosedal como Las Barrancas fueron los espacios más elegidos durante enero, febrero y marzo, registrando un promedio de 45 casamientos por mes. También, en La Chacra de los Remedios, en el Parque Avellaneda, se celebraron unas 40 ceremonias.

Luego de varias sucesiones, el antiguo edificio de la biblioteca Ricardo Güiraldesen, fue expropiada en el año 1980, por la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y 2 años se convirtió en la sede de la Biblioteca Central.

La casa es un petit hotel de estilo neo Tudor y se caracteriza por la fusión de elementos renacentistas y neogóticos. Además, tiene una gran escalera principal de roble con baranda tallada.

El programa BA Amor, del Ministerio de Gobierno porteño, se lanzó en diciembre de 2016 en el Teatro Colón y se retomó el 14 de febrero pasado, con motivo del Día de los Enamorados.

Un extenso calendario de fechas y locaciones emblemáticas están disponibles en el Registro Civil, entre ellos el Rosedal, la Usina del Arte de La Boca, el Teatro 25 de Mayo y el Barrio Chino.

Las parejas que deseen contraer matrimonio en algunos de esos lugares deben inscribirse en el sitio www.buenosaires.gob.ar para participar de un sorteo que asigna turnos.

Según informó el Gobierno de la Ciudad, el trámite no tiene ningún costo adicional al ya previsto para los casamientos fuera del Registro Civil.

Este tipo de experiencias ha sido tan exitosas, que el Registro Civil planea sacar a la calle sus oficinas así las parejas pueden decir “Sí, quiero” donde quieran. Los novios que lo usen deben presentar 4 testigos en lugar de los 2 habituales.