Se presentó un abogado que dice ser el dueño de los 3 millones que llevaba el cadete detenido la semana pasada en Recoleta.

Recoleta love

El Juzgado Federal N°9 de Luis Rodríguez es quien lleva a delante la causa. El dinero, encontrado en Recoleta, permanecerá secuestrado hasta que quien dice ser el dueño, pueda justificar su procedencia.

La división Captura y Búsqueda de Prófugos de la fuerza porteña realizó, la semana pasada, un control en Ayacucho y Las Heras, en el barrio de Recoleta, en el que detuvieron a una moto que no llevaba patente y era conducida por un cadete de mensajería. Pese a su intento de fuga, tras una breve persecución, lograron atraparla.

La sorpresa se la llevaron cuando revisaron la mochila del cadete, un porteño de 43 años, que portaba 3,2 millones de pesos y 130 dólares que no pudo justificar. Tras una consulta con el Juzgado Federal N°9 a cargo del juez Luis Rodríguez, D.P. quedó detenido, con el dinero secuestrado. La hipótesis que se manejó es que la mochila cargada podría ser, por ejemplo, un lote correspondiente a una cueva financiera.

Hoy, en medio de una ola de incautaciones a nivel nacional de lotes de dinero en negro, con 35 millones encontrados en lo que va de junio en rutas de provincias como Santiago del Estero, la historia del cadete cambia, según confirmaron a Infobae fuentes con acceso al expediente: apareció en el juzgado de Rodríguez un abogado asegurando que el dinero es suyo y que es familiar del cadete.

El abogado, de 45 años, porteño, registrado en los rubros de negocios inmobiliarios de la AFIP, integra desde 2018 una sociedad dedicada en los papeles al negocio del cambio de dinero según el Boletín OficialEn su relato, el hombre aseguró que el cadete “le hacía de custodio” del dinero en un traslado.

El cadete, que aseguró que huyó de la policía porque creía que le iban a robar, quedó libre. La moto, continuará secuestrada, al igual que el dinero. Si el abogado puede probar el origen lícito de los fondos, entonces lo recibirá de vuelta. Si no, ya veremos que le depara el destino. La calificación del expediente, es por el momento, la de lavado de activos.

Mientras tanto, PROCELAC, el ala financiera de la Procuración dedicada a investigar delitos de lavado con la fiscal Laura Roteta, fue convocada para investigar el tráfico de dinero en los camiones del noroeste.