Registran acumulados de lluvia de hasta 80 milímetros con “distribución desigual” en zona núcleo

Las lluvias empezaron a materializarse desde ayer en la zona núcleo, y en las últimas 24 horas se registraron acumulados de hasta 80 milímetros (mm) en algunas áreas, “aunque con una distribución desigual que deja a sectores del oeste aun esperando por más lluvias”, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Los lugares donde más acumulados se registraron, según la BCR, son Pozo del Molle (Córdoba), con 88 mm; Montes de Oca (Santa Fe), 80 mm; Noetinger (Córdoba) y Godeken (Santa Fe), ambos con 70 mm; y Carlos Pellegrini (Santa Fe), 60 mm.

“El regreso de las lluvias, aunque desigual, podría marcar un punto de inflexión, pues, los pronósticos indican que la inestabilidad climática continuará, con lluvias intermitentes en el corto plazo y pronósticos de precipitaciones más generalizadas para el sábado y nuevamente el lunes”, remarcó el jefe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la entidad rosarina, Cristian Russo.

En este sentido, agregó que “este patrón de lluvias podría ser clave para la recuperación de los cultivos, especialmente si se mantienen durante la segunda semana de febrero”.

Sin embargo, advirtió que “las lluvias llegan tras un período de estrés hídrico que ha dejado huella”, puesto que la ola de calor de las últimas dos semanas aceleró el deterioro de la condición de los cultivos, con amarillamientos y muerte de plantas en áreas significativas.

En este marco, un reciente informe de la BCR indicó que “aproximadamente el 10% del área sembrada con soja de segunda estaba en riesgo de perderse debido a la sostenida ola de calor, con un deterioro notable en el potencial de la soja de primera”.

“La situación era igualmente grave para el maíz, con un alto porcentaje del cultivo en floración y enfrentando incertidumbres sobre su desarrollo final”, agregó el análisis, que indicó que “la región pasó de tener reservas de agua abundantes a enfrentar una sequía en casi la mitad de su territorio, evidenciando la vulnerabilidad de la soja de segunda y los desafíos para la soja de primera en momentos clave para la definición de rindes”.

Con lo cual, subrayó que “el panorama es mixto: mientras algunas zonas reportan importantes acumulados de lluvia, en Rosario y sectores del oeste la situación sigue siendo crítica”.

“El desafío ahora es maximizar la eficacia de las lluvias recientes y las pronosticadas, para mitigar las pérdidas y recuperar lo que se pueda de los cultivos afectados por la sequía y el calor”, concluyó la GEA.
Imprimir Descargar Copiar