“Quiero tu cuadril” cerró sus puertas y se une a la extensa lista de “adioses” en el rubro.

Por muchos años estuvo ubicada en la esquina de Córdoba y Ayacucho en el barrio de Recoleta esta “parrilla rápida” que como tantos otros comercios del rubro, hoy se ven obligados a cerrar sus puertas.

“Quiero tu cuadril” a metros de la zona donde confluyen la Universidad de Buenos Aires, Economía, Medicina y Odontología, y el Instituto Superior del Profesorado “Dr. Joaquín V. González”, dijo adiós debido a la escasez de ventas y los altos valores de los servicios que imposibilitan mantener los locales abiertos.

El 3 de enero se remató el mobiliario, los artefactos de cocina y las computadoras. Y lo único que ha quedado de él es un cartel que reza
“Gracias Macri. Cerrado permanentemente”.

Uno más en la extensa lista que se actualiza semana a semana, sin importar la trayectoria del lugar. Las estadísticas son alarmantes y se explican por la fuerte suba de costos y la abrupta caída del consumo.

Como no sucedía en casi una década, el rubro gastronómico sufre una crisis que atenta contra la supervivencia hasta de los “peso pesados”.