“¡¡Queremos trabajar!!” es lo que pidió el sector Peluquería en una manifestación frente al Sindicato Federación Nacional de Trabajadores de Peluquería, Estética y Afines en el barrio de Recoleta.

Recoleta love

Peluqueros realizaron un “tijeretazo” para que les permitan trabajar, se agruparon en Ayacucho 838, Recoleta.

En el día de ayer, el sector peluquería se movilizó frente a la sede del sindicato de la Federación Nacional de Trabajadores de Peluquería, Estética y Afines (FeNTPEA), en el barrio porteño de Recoleta. Realizaron un tijeretazo simbólico tras más de 100 días de locales cerrados.

Bajo la consigna “¡¡Queremos trabajar!!”, los peluqueros marcharon con el reconocido estilista Fabio Cuggini a la cabeza, quien junto a su colega Rubén Orlando, tuvieron la semana pasada, una reunión con el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli y el ministro de Desarrollo Económico y Producción, José Luis Giusti.
En dicha reunión, el sector presentó un protocolo sanitario para retomar la atención a sus clientes respetando los cuidados sanitarios por el coronavirus, pero se fueron sin una respuesta concreta, y las chances se obstaculizaron con la decisión de volver a fase 1.

“Vinimos a plantear un protocolo más austero, para todos aquellos peluqueros de barrio, y sinceramente nos fuimos muy decepcionados”, declaró Cuggini a TN. “A veces es peor el remedio que la enfermedad, porque están cortando el pelo a domicilio, y los contagios son más grandes”. Concluyó el estilista refiriéndose a que dadas las circunstancias económicas, muchos realizan sus tareas de forma clandestina en sus domicilios particulares.