Quedó inaugurado el Centro de Monitoreo 9 de Julio. “Seguimos incorporando tecnología para cuidar a la gente”.

Las nuevas instalaciones controlarán 305 cámaras de la zona céntrica de la Ciudad, distribuidas a lo largo de las avenidas 9 de Julio y Corrientes.
“Seguimos incorporando tecnología para cuidar a la gente”, expresó el gobernador Horacio Rodríguez Larreta.

En el nuevo Centro de Monitoreo, que tiene el fin de detectar más rápido los delitos y responder de una forma más eficaz, trabajarán 50 operadores policiales capacitados para controlar las cámaras y apoyar las tareas de investigación de la Policía de la Ciudad y de la Justicia.Además, el Jefe de Gobierno porteño indicó que “ésta es una de las zonas más transitadas de la Ciudad”, y agregó: “Las cámaras van a permitir identificar los rostros a más de 50 metros de distancia”.

En esa línea resaltó que “ya hay más de 8.500 cámaras en toda la Ciudad”, y apuntó: “En nuestro Plan Integral de Seguridad la tecnología juega un rol muy importante”.

Por último, destacó que “la inseguridad es uno de los principales desafíos”, y reconoció que “se está haciendo un muy buen trabajo”.

Asimismo, Santilli dijo que “lo que va a hacer este centro es trabajar las 24 horas, los 365 días del año para la inmensa cantidad de argentinos que vienen a los teatros y a disfrutar de la 9 de julio”, y aseguró: “Ya implementamos más policías en la calle y más cámaras en los subtes, los colectivos y los barrios”.

Por otra parte informó que con el nuevo Sistema de Reconocimiento Facial del Gobierno porteño, todos los delincuentes detenidos en 21 días “fueron puestos a disposición de la Justicia”.

De la actividad también participaron el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.

Este centro se suma a las distintas fuerzas de seguridad y herramientas de vigilancia que se encuentran en la zona céntrica para cuidar mejor a los vecinos y turistas.

La estructura del Centro de Monitoreo 9 de Julio es de metal, la platea es de hormigón armado y el cerramiento es vidriado para que los vecinos puedan observar la actividad de los operadores.

Además cuenta con un videowall de un metro de altura por cinco de ancho, y cada puesto de operación tiene un monitor curvo de 34 pulgadas de última generación.

Asimismo, las computadoras tienen la capacidad de procesar imágenes 4K a altísima velocidad.Por otro lado, en la parte de atrás hay una cubierta escalonada que en su final cuenta con un balcón superior con vista al Obelisco, para que los vecinos usen libremente.

En relación a las cámaras de videovigilancia, todas tienen resolución 4K y están instaladas en puntos de captura, los cuales se conforman por cuatro cámaras (tres fijas y un domo de vista panorámica). Estas cámaras con autofoco pueden visualizar escenas con muy poca luz y bajo condiciones climáticas adversas.

Su configuración permite una visualización de 360 grados desde el punto de instalación, superando la capacidad de las cámaras anteriores.

Los nuevos domos tienen un zoom óptico de 30X y alta velocidad de movimiento, con la capacidad de visualizar y seguir a cualquier persona u objeto identificado en la zona.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño coordina a todas las fuerzas públicas de Buenos Aires: Policía, Bomberos, Emergencias, SAME, Agentes de Tránsito, Prevención Civil y Guardaparques.

Desde el 2016 todas las fuerzas reciben nuevo equipamiento y vestimenta de trabajo, en el marco de un proceso de renovación y mejora de sus instalaciones. Esto se ve reflejado en el Sistema Público Integral de Video Vigilancia de laPolicía de la Ciudad.

En consecuencia, en 2018 comenzó la etapa de recambio e instalación de nuevas cámaras para brindar más herramientas y mejor tecnología a los agentes.En total, la Red Integral de Monitoreo supervisa 7.000 cámaras en la vía pública, 849 en el subte y 4.000 en colectivos.

Por otra parte, el Anillo Digital ubicado a lo largo de la avenida General Paz y la autopista Buenos Aires – La Plata supervisa 128 cámaras y 538 lectoras de patente.

En esta línea, el Gobierno porteño presentó en abril de este año el Sistema de Reconocimiento Facial, que a través de 300 cámaras de video vigilancia permite identificar los rostros de los delincuentes prófugos de la Justicia en menos de medio segundo.

Esto es posible gracias a una base de datos otorgada por el Co.Na.R.C. (Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas), que dispone de imágenes de los más de 46.000 delincuentes prófugos.