Producción industrial pyme: crecimiento interanual de 0,9% en noviembre, pero caída de 0,4% en el año

Producción industrial pyme: crecimiento interanual de 0,9% en noviembre, pero caída de 0,4% en el año

La producción industrial pyme de Argentina experimentó un crecimiento del 0,9% interanual en noviembre a precios constantes, marcando el segundo mes consecutivo de aumento. Sin embargo, a pesar de esta mejora, se acumula una caída del 0,4% en los primeros 11 meses del año.

La mejora de noviembre se explica por un aumento de la demanda, impulsado por la proximidad de las fiestas de fin de año. Sin embargo, este aumento no fue suficiente para compensar la caída de la producción en los meses anteriores, debido a los problemas de abastecimiento de insumos y la incertidumbre macroeconómica.

Por sectores, el que registró el mejor desempeño en noviembre fue el de Textil e Indumentaria, con un crecimiento del 12,8% interanual. Este sector se vio beneficiado por la demanda interna, que se mantuvo fuerte en el contexto de las fiestas de fin de año.

El sector que registró el peor desempeño en noviembre fue el de Papel e Impresiones, con una caída del 13% interanual. Este sector se vio afectado por la escasez de insumos y la incertidumbre macroeconómica.

El crecimiento interanual de 0,9% en noviembre es una señal positiva, pero no es suficiente para compensar la caída de la producción en los meses anteriores. La industria pyme argentina sigue enfrentando una serie de desafíos, como la escasez de insumos, la incertidumbre macroeconómica y la baja capacidad de inversión.

Para impulsar la recuperación de la industria pyme, es necesario abordar los siguientes desafíos:

Mejorar el abastecimiento de insumos, eliminando las restricciones a las importaciones.
Reducir la incertidumbre macroeconómica, brindando señales claras sobre las políticas económicas.
Promover la inversión, brindando incentivos a las empresas para que modernicen sus procesos productivos.
La industria pyme es un sector clave para la economía argentina, ya que representa el 60% del empleo industrial y el 40% del valor agregado industrial. Por ello, es importante que las autoridades tomen medidas para impulsar su recuperación.