Platos de la cocina argentina, ideales para disfrutar durante el verano en Rufino Argentino.

Poco a poco el calor se apodera de los días en la ciudad y Rufino Argentino presenta en su carta excelentes opciones livianas para degustar de la buena gastronomía. Desde el suculento ojo de bife en tres tamaños pasando por los papardelles con langostinos, todas preparaciones para disfrutar sin importar la temperatura.

El subsuelo del Hotel Mío de Buenos Aires esconde un secreto cargado con el mejor sabor de la cocina argentina: Rufino Argentino, que deleita a sus comensales con preparaciones elaboradas con los mejores productos. Para esta temporada, la casa se dispone a presentar en su menú alternativas ideales para combatir los cálidos días por venir. A medida que avanza la estación primaveral hacia el verano, las preparaciones con alto contenido calórico disminuyen en el menú, razón por la cual la carta de Rufino presenta excelentes opciones de la cocina argentina para degustar. Como una entrada ligera los langostinos al carbón marinados con aceite ahumado, grillados y servidos con gajo de limón y sal marina, son ideales para dar inicio a la velada.

Entre los platos principales, se puede elegir opciones de cortes como: el ojo de bife en tres tamaños, punta de asado y entraña, todos servidos con vegetales que le aportan frescura a estos platos. Además, los papardelles salteados con langostinos, tomate, ajo asado y crema de albahaca también se presentan como una buena alternativa para quienes consideran a las pastas una opción irremplazable.

El postre no puede faltar y, además de los cremosos helados, se puede disfrutar de las peras caseras con queso de campo y nueces garrapiñadas, sin duda un postre diferente cargado con mucho sabor.

El verano llega a la ciudad y se presenta como una nueva oportunidad para disfrutar de las preparaciones que Rufino Argentino tiene para ofrecer en compañía de amigos y familia gracias a sus excelentes preparaciones donde la cocina argentina es la protagonista.