Ordenan medidas de prueba en torno a un primo de la acusada Brenda Uliarte

La Cámara Federal porteña ordenó medidas de prueba en torno a un primo de Brenda Uliarte, detenida por el intento de asesinato de la exvicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, para “despejar dudas” sobre un manuscrito con una regla de uso de armas de fuego, hallado en la vivienda de la joven.

La decisión fue de los camaristas de la sala I del Tribunal de Apelaciones Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, quienes hicieron lugar de manera parcial a un recurso de la querella de la expresidenta, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

Los camaristas ordenaron a los investigadores del caso, la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal federal Carlos Rívolo que instrumenten algunas de las medidas que reclama la querella en torno al hallazgo en el domicilio de Brenda Uliarte de un manuscrito “con inscripciones sobre la ‘Regla de Tueller’.

Según ya se determinó en la causa judicial, ese escrito pertenece a un primo de Uliarte, de profesión policía y que al ser convocado a declarar como testigo dijo que formaba parte de sus apuntes de estudio y que visitaba con frecuencia esa casa.

Al respecto, la Cámara ordenó medidas en torno a Martín Uliarte porque “resulta importante agotar esta línea investigativa”.

“En tal sentido, se encomienda librar oficio a la Policía de la provincia de Buenos Aires solicitando la remisión del legajo personal de Martín Uliarte; convocar a prestar declaración testimonial a familiares y allegados del nombrado a los efectos corroborar sus dichos”, enumeró la resolución judicial.

Por último se dispuso “peticionar a la Escuela de Policía “Juan Vucetich” que haga saber los datos del profesor que se encontraba a cargo del dictado de las clases en la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas entre marzo y abril de 2022 y, obtenida esta información, citar a dicha persona a los fines de indagar respecto a la versión brindada por Martìn Uliarte con relación al origen del manuscrito en cuestión”.

“El resultado de las diligencias referenciadas y de todas otras aquellas que se estimen pertinentes a los fines de extinguir toda incertidumbre en lo que hace a este punto de la pesquisa, determinará la necesidad valorar la admisibilidad del resto de las medidas solicitadas” explicó la resolución.

En relación a las medidas no ordenadas “debido a su particular injerencia en derechos fundamentales- no se encuentran reunidos los elementos que justifiquen una motivación suficiente para disponerlas”, concluyeron los jueces.

Uliarte está detenida junto a su ex novio Fernando Sabag Montiel y a Gabriel Carrizo, a la espera de ser sometidos a juicio oral por el intento de asesinato a la exvicepresidenta el 1 de septiembre de 2022.