Ninina se instala en el local de la marroquinería Posco de Recoleta.

Recoleta love

El nuevo espacio de Ninina llega a Recoleta en alianza con Posco, encontralos en Av. Presidente Manuel Quintana 213.

Ninina, el restaurante que conjuga la excelencia de lo simple y lo artesanal, sigue apostando por el país y ahora desembarca en Recoleta con una nueva propuesta. En alianza con la reconocida marroquinería Posco, el nuevo espacio de Ninina ofrece café de especialidad para acompañar con diversas opciones de su pastelería artesanal en formato “al paso”. También estará disponible su exclusiva variedad de café en grano o molido para llevar.

En un pequeño sector dentro del local de calzados y con una ventanilla que da hacia la calle, Ninina se presenta como un rincón para hacer una sabrosa pausa y continuar con el día. Para extender este momento de placer, el espacio cuenta con dos mesas para dos personas.

Entre las opciones de la carta sobresalen los croissants, brownies, cookies con chips de chocolate, pain au chocolat, scones de frutos rojos, scones de queso cheddar, roll de canela, alfajores de maicena, budín de limón, budín de mandarina, panneforte, barritas de frutos secos y granola casera.

Al igual que en sus tres locales, esta sucursal ofrece su exclusiva propuesta de café de especialidad preparada por baristas expertos. Así, los amantes del buen podrán deleitarse con las alternativas Espresso, Lungo, Macchiato, Espresso doble, Americano, Cappuccino, Flat White, Latte, Caramel latte y Mocha.  

Además, también cuenta con sus seis variedades de café en grano o molido para la venta: Espresso Ninina (blend de Bolivia y Colombia con notas de jazmín, frutos rojos y cáscara de naranja, acidez cítrica, dulzor que remite al azúcar mascabo, cuerpo medio y final de cacao), Espresso Valle del Cauca (de Colombia con notas de haba tonka, frutos rojos, mandarina y tamarindo, acidez cítrica, cuerpo medio y final de cranberries), Espresso La Mora (blend de Colombia y Brasil con notas de avellanas y frutos rojos, acides cítrica y final de chocolate), el Finca el Fuerte Lavado (de Samaipata, Bolivia, con notas de jazmín, mandarina, lima y miel, perfecto para cafés filtrados) y el Irupana Lavado (de Sud Yungas, Bolivia, con notas de lavanda, manzana, azúcar mascabo y avellanas, acidez malica, cuerpo medio y final de chocolate). Además, por tiempo limitado y hasta agotar stock, ofrecen el Ubwiza Lavado (de Kayanza, Burundi, con notas de lima, ciruela y canela, una acidez cítrica, cuerpo ligero y final prolongado de miel y pasas de uva, ideal para cafés filtrados).

Todas las opciones estarán disponibles de lunes a domingo de 10 a 19 h.

Sin duda, un lugar que se reinventa y pisa fuerte en el país ofreciendo lo mejor de su cocina artesanal.