Mujer fue golpeada por un elemento contundente, lo que resultó en su fallecimiento.

En medio del intenso temporal que se registró durante este martes, una mujer fue golpeada por un elemento contundente, lo que resultó en su fallecimiento. El hecho tuvo lugar en el barrio porteño de Recoleta, y la víctima aún no ha sido identificada. Según lo informado por efectivos policiales, durante la noche del martes se recibieron varios llamados al 911 que afirmaban que una mujer había sido lesionada en la vía pública. Además, testigos del trágico suceso, ocurrido en la calle Arenales al 2800, informaron que a la víctima se le había caído una estructura metálica.

Poco después de la alerta, el personal policial, en colaboración con el SAME, llegó al lugar. Fue allí donde el médico constató el fallecimiento de la mujer, quien tenía 74 años de edad y aún no había sido identificada. Según los testimonios de los testigos, la mujer descendió de un vehículo particular de la marca Ford Focus y, al hacerlo, la estructura del balcón ubicado en el noveno piso del edificio cayó sobre ella.

Tras la confirmación del deceso, el personal policial aguardó la orden judicial para ingresar al departamento y llevar a cabo las pericias correspondientes. Alberto Crescenti, titular del SAME, informó que aproximadamente a las 20.49 se recibió una llamada al 107 alertando sobre el accidente. En una entrevista con Todo Noticias, declaró que al llegar el personal médico, “lamentablemente se constató el fallecimiento”.

Respecto a la causa de muerte, el médico enfatizó que fue “un traumatismo de cráneo provocado por una estructura que cayó desde un balcón”. Debido a que el impacto fue directo en el cráneo de la víctima, se confirmó que “falleció en el acto”.

Por consiguiente, Crescenti señaló que se llevarán a cabo las pericias correspondientes, aunque la muerte ocurrió en el lugar del suceso debido a “un impacto violento de una estructura desplazada a gran velocidad” desde el noveno piso.

Dado que se pronostica que el temporal continuará durante las próximas horas, el médico brindó una serie de recomendaciones a los ciudadanos con el fin de prevenir accidentes durante las fuertes lluvias.

“Recomendamos a los ciudadanos que, cuando llegue la tormenta y no tengan ninguna actividad pendiente en la calle, eviten salir o caminar. Especialmente cuando hay alertas por vientos fuertes, ya que cualquier objeto puede desprenderse”, aconsejó el médico. También advirtió sobre el peligro de las macetas debido al riesgo de caída por el viento, la importancia de evitar realizar tareas al aire libre que impliquen manipulación de cables, y la necesidad de tener precaución al caminar en áreas donde no se pueda ver el suelo “porque podría haber cables sueltos y existe el riesgo de electrocución”, afirmó.

Pasadas las 20 horas, comenzó a llover intensamente en la Ciudad de Buenos Aires, y se prevé que el temporal continúe durante el miércoles. Según el Servicio Meteorológico Nacional, se esperan tormentas durante todo el día, con una temperatura máxima que rondará los 27 grados Celsius.

Tanto la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como el Área Metropolitana de Buenos Aires continuarán bajo alerta naranja por tormentas, lo que indica la presencia de fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente.

Ante esta situación, el SMN recomendó permanecer en construcciones cerradas como casas, escuelas o edificios, mantenerse alejado de artefactos eléctricos y evitar el uso de teléfonos con cable. En caso de estar viajando, se aconsejó permanecer en el interior del vehículo, evitar circular por calles inundadas o afectadas, y, si hay riesgo de que el agua ingrese en una vivienda, cortar el suministro eléctrico.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires, la situación se tornó aún más grave debido a la presencia de granizo más grande de lo normal y fuertes ráfagas de viento, producto de lo que se conoce como “tormenta supercelular” o “supercelda”.

Según el meteorólogo del SMN, Lucas Berengua, este fenómeno consiste en nubes de tormenta capaces de provocar granizo de un tamaño inusualmente grande y ráfagas de viento violentas, asociadas al desplome de aire frío, corrientes de aire ascendentes y descendentes, y una gran cantidad de lluvia en poco tiempo”, explicó a Infobae.

Berengua también informó que, a diferencia de una nube de tormenta común, que tiene un ciclo de vida de entre 20 y 40 minutos, esta puede durar muchas horas y causar daños en una extensa área.