Movilización frente a la Biblioteca Nacional para frenar el desguace y los despidos.

Recoleta love

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la CTA-Autónoma, la CGT y la Juventud Sindical Nacional se movilizó ayer por la mañana y mediodía frente a la Biblioteca Nacional en el barrio porteño de Recoleta para alzar la voz contra los más de 300 despidos en la institución.

Según se informó a la prensa, en las últimas semanas fueron cesanteados trabajadores con más de 20 años de antigüedad, delegados gremiales, madres sostenes de hogar e hicieron incapié en el caso de una mujer que fue despedida estando internada en grave estado y que finalmente falleció, lo que ha hecho insostenible la situación.

La manifestación se inició en la esquina de Las Heras y Agüero y luego se realizó una olla popular en la explanada del ingreso a la Biblioteca.

El delegado de ATE, Juan Domingo Pignataro aseguró sobre el directorio de la biblioteca que no se presentan, ni quieren hablar y que si no son escuchados ni recibidos, la próxima vez habrá acampe en la Plaza del Lector, dado que se encuentran frente a una situación inédita en la Biblioteca Nacional, nunca sucedió algo así.