Motochorro menor de edad es trapado por la Policía tras cometer dos ilícitos en menos de 24 horas. Ambos hechos ocurridos en Recoleta.

Fue detenido por la Policía por primera vez remolcando una moto robada junto a otros 3 menores. Los liberaron, y al día siguiente fue nuevamente atrapado, él y su cómplice, tras una persecución.

En la madrugada del 1 de Octubre, la Policía de la Ciudad puso a disposición de la justicia a cuatro menores de edad que intentaron robar una moto en la avenida Quintana al 400 pero fueron liberados. Al día siguiente, personal policial capturó a uno de los delincuentes liberados mientras circulaba a gran velocidad y cruzando semáforos en rojo. El individuo circulaba en una moto robada junto a un cómplice, también menor de edad.

El primer hecho ocurrió cuando miembros de la Comisaría Vecinal 2 A se encontraba recorriendo la jurisdicción y observaron a los cuatro sospechosos remolcando una motocicleta que estaba estacionada en la vía pública.

Ante tal situación los efectivos policiales les dieron la voz de alto y lograron detenerlos, constatando que los cables de dicho rodado habían sido cortados con un cuchillo tipo tramontina que tenía uno de los detenidos en su poder.

Los cuatro delincuentes fueron remitidos al Juzgado Nacional de Primera Instancia de Menores N° 5 a cargo del Dr. De Tezanos, quien dispuso su traslado al Instituto Inchausti.

En la madrugada del día siguiente, mientras personal de la Comisaría Vecinal 2 B de la Policía de la Ciudad, recorría la jurisdicción realizando tareas de prevención observó, en la intersección de las avenidas Córdoba y Pueyrredón, a dos sujetos a bordo de una moto, circulando a gran velocidad mientras esquivaban autos y sin respetar los semáforos en rojo, por lo que les hicieron señales sonoras y lumínicas para que se detuvieran.

Los sospechosos hicieron caso omiso a la orden e intentaron fugarse, pero realizaron una mala maniobra que provocó el choque contra un patrullero que venía en apoyo, lo que les hizo perder la estabilidad y caer en el asfalto, donde fueron inmediatamente detenidos y requisados frente a testigos. A su vez, se corroboró que uno de ellos había participado del intento de robo del rodado el día anterior y había sido liberado en el transcurso de ese día.

Como resultado de las actuaciones policiales se confirmó que la moto había sido robada el día anterior y tenia los cables de arranque “puenteados”, siendo posteriormente remitida al playón policial de la Comisaría Comunal 2.

Intervino en el hecho el Juzgado Nacional  Menores Nº 5, que ordenó el traslado de los motochorros, de 14 y 15 años de edad, hasta el Instituto Inchausti.