José Francisco de San Martín, padre de la Patria y libertador de gran parte del continente latinoamericano.

Recoleta love

A 170 años de su muerte en Boulogne Sur Mer (Francia), hoy la argentina recuerda a su héroe de la Patria, nuestro general José Francisco de San Martín y Matorras​.

La evocación histórica tiene profundas significaciones para todos los argentinos.

El historiador mendocino más prestigioso de 1900 y primer rector de la UNCuyo, Edmundo Correas, dijo del general: “Desempeñó todas las funciones de gobierno: fue Poder Ejecutivo, legislador, juez, edil y jefe militar. Además, diplomático y político. No obstante la extensión de su poder, no lo desempeñó como déspota. En todas las funciones demostró las características de su personalidad: previsor, disciplinado, virtuoso, infatigable, creativo, apasionado por la libertad”.

La vigencia dos siglos después de las normas que dictó, los bandos que firmó, las iniciativas que tomó y materializó se deben a lo admirable que fueron y siguen siendo a día de hoy.

Las más sobresalientes:
– Protegían a los consumidores de las extralimitaciones de los abasteros y fijaban precios máximos a la carne.

– Sostenía que la educación debe transmitirse en forma humanista y sin azotes, los que fueron prohibidos.

– Reglamentó las relaciones entre patrón y obrero para evitar abusos. Y contenía a las mujeres con problemas creando un correccional y asignándoles la confección de uniformes.

– Para evitar que se extendiera la rabia ordenó que los perros sueltos que estuvieran en la ciudad y los alrededores fueran sacrificados.

– Estableció la inmunización obligatoria y masiva contra la viruela, porque consideraba que era el único medio para evitar los estragos de la enfermedad.

– Pidió a los vecinos que blanquearan los frentes de sus viviendas y colocaran piedras lajas o ladrillos en sus veredas. Además, para evitar que los transeúntes fueran estorbados, prohibió colocar rejas o construir columnas fuera de la línea de pared.  Y recordó que el barrido y el regado de veredas y frentes debían hacerse los sábados por la tarde, para que “luego pasen los carretilleros recogiendo la basura”.

Cada 17 de agosto se conmemora el paso a la Inmortalidad del General José de San Martín, regido por la Ley N°27399. Se trata de un feriado trasladable, es decir, su fecha se puede mover dentro del calendario más allá del día en el que suceda.