Fuerzas de seguridad argentinas realizan un masivo simulacro de toma de rehenes en la Embajada de Israel

Las fuerzas de seguridad argentinas llevaron a cabo un ejercicio en la Embajada de Israel, a pedido del primer secretario y jefe de seguridad de la legación israelí, Nir Kochay.

En el ejercicio, que contó con la participación de 400 efectivos de seguridad, se simuló un ataque con explosivos y toma de rehenes dentro de la embajada.

La Policía Federal Argentina anunció que participaron distintas dependencias operativas, incluyendo bomberos, canes con detectores de explosivos, policía científica, fuerzas de operaciones especiales -tales como los grupos GEOF y GE-1-, personal médico, helicópteros y brigadas entrenadas para situaciones complejas.

El secretario del Ministerio de Seguridad, Eugenio Burzaco y el jefe del la Policía Federal Argentina, comisario general Néstor Roncaglia, estuvieron presentes durante las maniobras.

“El mencionado ejercicio, permite practicar diferentes escenarios que pudieran ser reales dentro de la misión diplomática y de esta manera estar preparados ante una eventualidad de estas características”, señala un comunicado de la Embajada.

Imágenes de las fuerzas especiales argentinas descendiendo con sogas de un helicóptero sobre el techo del edificio de la delegación israelí fueron difundidas por la televisión local.

Oficiales israelíes no participó en el simulacro; aunque varios empleados de la embajada actuaron tomando el papel de rehenes.

Inicialmente, alarma cundió entre los vecinos y los ciudadanos israelíes, que llegaron al lugar, a raíz del masivo y sorpresivo despliegue. Inmediatamente, tanto la policía argentina como la Embajada israelí difundieron mensajes para disipar los temores.