Con pintadas, atacaron el mausoleo de Ricardo Alfonsín en el Cementerio de Recoleta.

Atacaron el mausoleo de Ricardo Alfonsín en el Cementerio de Recoleta. Con pintadas, atacaron el mausoleo de Ricardo Alfonsín en el Cementerio de Recoleta. “PV” (“Perón vuelve”), dice el grafiti que dejaron en las paredes del mausoleo. A través de las redes sociales, Ricardo Alfonsín, diputado nacional e hijo del ex mandatario, denunció el ataque al mausoleo de su padre y compartió las imágenes que muestran las pintadas de aerosol celeste, entre ellas, una que dice “PV” (“Perón vuelve”), y expresó su preocupación por lo sucedido.

“Que estos hechos demenciales no sean excusa para ahondar los desencuentros entre los argentinos que tanto buscan las minorías autoritarias”, indicó el legislador de la Unión Cívica Radical (UCR).

En abril, el hijo del ex mandatario también había denunciado por las redes sociales la vandalización de un mural de Alfonsín en el partido de Vicente López.
“Algunos todavía no entienden lo que es vivir en democracia”, escribió en esa oportunidad a través de Twitter.

El presidente Mauricio Macri y dirigentes de distintos sectores del arco político repudiaron los hechos y se solidarizaron con el diputado y su familia.

Raúl Ricardo Alfonsín (Chascomús, provincia de Buenos Aires, 12 de marzo de 1927 – Buenos Aires, 31 de marzo de 2009) fue un abogado, político, estadista y promotor de los derechos humanos argentino. Fue concejal, diputado provincial, diputado nacional, senador nacional y presidente de la Nación Argentina. Se destacó como dirigente de la Unión Cívica Radical y de la Unión Cívica Radical del Pueblo. También se desempeñó como vicepresidente de la Internacional Socialista. Algunos sectores lo reconocen como «el padre de la democracia moderna en Argentina».

En 1983, tras las elecciones presidenciales, asumió el cargo de presidente de la nación, con lo cual finalizó el gobierno de facto de la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. Fue también el fin de los golpes de Estado en Argentina, ya que no hubo nuevas interrupciones al orden constitucional desde entonces hasta la actualidad. La gestión de Alfonsín es conocida principalmente por la realización del Juicio a las Juntas, así como también por el Tratado de paz y amistad entre Argentina y Chile y la mejora de las relaciones con Brasil, lo que posteriormente llevó a la formación del Mercosur. En 1985 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional «en consideración a las dificultades de la transición política, al hacerse cargo del gobierno de la República Argentina tras una guerra de dramáticas consecuencias». Alfonsín entregó el mando a Carlos Saúl Menem en 1989 en forma anticipada, en medio de un proceso hiperinflacionario.

Tras dejar la presidencia realizó el Pacto de Olivos con Menem, que permitió la realización de la Reforma de la Constitución Argentina de 1994. Unos años después participó en la formación de la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación, que llevó al gobierno a Fernando De la Rúa.

Falleció el 31 de marzo de 2009 debido a un cáncer pulmonar. Se decretaron tres días de duelo nacional y miles de personas concurrieron a la ceremonia de entierro, que mantuvo su féretro en el Congreso y luego lo trasladó al Cementerio de la Recoleta.