Como acostumbran celebrar Año Nuevo en otros lugares del mundo?

El año llega a su fin y nos preparamos para despedir y dar rápidamente la bienvenida a uno nuevo. Algo así como un momento de renovación, dejar que lo viejo se vaya y prepararnos para que lo mejor venga y colme nuevamente nuestras espectativas. Tiempo de balances, proyectos nuevos, y deseos cargados de esperanza y buena vibra, dan paso a la celebración. Todo el mundo se prepara para la fiesta, pero no todos lo hacen de la misma manera. Cada uno tiene sus tradiciones a la hora de celebrar y algunas son realmente muy curiosas e interesantes.

He aquí algunas formas tradicionales de festejar alrededor del mundo.

A los besos en Estados Unidos.
Estados Unidos se lleva el premio al romanticismo. Aquí es imprescindible dar el beso de medianoche. La precisión del origen de este rito, se desconoce realmente. Pero lo cierto es que los estadounidenses creen que si no das un beso justo después de las doce de la última noche del año te esperan 365 días de soledad asegurada. La realidad es que no sabemos si toda la población tendrá a quien besar justo a la hora de la noche señalada, o como se las arreglarán para conseguirlo, pero seguramente vamos a coincidir que es una manera muy romántica de recibir el nuevo comienzo de año. A besar mi amor!

Una campanada, una uva en España
Esta es una de las tradiciones más conocidas por nosotros dado que en general muchos tenemos ancestros de origen español, nuestros abuelos y bisabuelos nos la han dado a conocer desde que éramos niños.
España recibe el año al son de doce campanadas y con ellas doce uvas que se comen al compás, con cada sonido una uva. Esta práctica se remonta al año 1909 y se origina por un excedente de cosecha que en las casas aprovecharon y consummieron hasta la última noche del año. También se dice que en el siglo XIX la clase burguesa ya acostumbraba a tomar este producto para dar la bienvenida al año nuevo. El número de uvas coincide con la hora del traspaso de lo viejo a lo nuevo y con los doce meses del año, por lo que carga con un fuerte simbolismo en el que se augura todo lo bueno por venir. Será posible comer y seguir el ritmo ?

Quien paga los platos rotos en Dinamarca ?
Los daneses tiene una forma muy particular de despedir el año, la tradición ordena romper los platos después de la cena de nochevieja. En la antiguedad, y en algunas zonas aún se conserva la modalidad de estrellar los platos en la puerta de familiares, amigos y vecinos dado que es una muestra de afecto y buenos augurios para el año entrante. También se acostumbra saltar desde lo alto de una silla a las doce en punto para atraer todos los buenos presagios que sea posible. Buenísima para evitar tener que lavar todos los platos que se acumularon después de la cena!

“El que quiere las come y el que no las deja” no va con las lentejas en Italia.
Cuánto más se comen más se gana, lo infantable en la mesa italiana durante la cena de nochevieja es un buen plato de Cotecchino con Lenticchie, lentejas con pata de cerdo. Símbolo de dinero y prosperidad, es deber comerlas para atraer la buena suerte y como premisa, deberás terminar el plato. En la antiguedad los romanos regalaban lentejas al cambiar el año como símbolo de buena fortuna por lo que se trata de una costumbre profundamente arraigada en ese país.

Puertas al rojo vivo en China.
Los chinos celebran el año nuevo de manera muy original, pintando de rojo la puerta principal de la casa como símbolo de felicidad y buena fortuna. Las calles se llenan de desfiles de dragones y fuegos artificiales para alejar los malos espíritus y se guardan los cuchillos para evitar cortes ya que éstos son un mal presagio para el Nuevo Año.

Lunares de la fortuna en Filipinas.
En este país debes ir a lunares. En este lugar del mundo lunares y monedas van asociados por su forma circular asi que obligatoriamente deberán llevar vestido, pollera, camisa o cualquier prenda estampada a lunares para atraer fortuna, también se le atribuyen a estos estampados en telas ser portadores de la buena suerte, es por ello que el 31 de diciembre deberán ir al tono para atraer las buenas vibras y es bien importante que la prenda tenga por lo menos un bolsillo en el que llevarán monedas que harán sonar cuando el reloj marque las doce.

Limpieza espiritual en Japón
En Japón también suenan las campanas para despedir el año … pero en este caso son mucho más que doce. En este maravilloso lugar en el mundo, la tradición recibe el nombre de «joya no kane» y ordena en sus templos budistas nipones, tocar hasta 108 durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo. La creencia es que el ser humano tiene al menos 108 pecados naturalizados en la mente, el objetivo del toque de campanas es esfumar cada uno de estos pecados y evitar caer en la tentación de realizarlos. La tarea aquí es liberarse de la ira, la envidia y/o el deseo entre otros, sentimientos que ellos consideran pecaminosos.
Para la cena ellos comen su típico «toshikoshi-soba» un tipo de fideo largo en el que depositan su esperanza de que la fortuna de la familia se extienda tanto como la forma de lo que están ingiriendo. La espiritualidad gana!

NoticiasRecoleta