Bullrich apuntó a “sindicalistas mafiosos” y dijo que “no hay paro” que “detenga” al Gobierno

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó hoy que “no hay paro” que “detenga” al Gobierno, al cuestionar nuevamente la huelga de 12 horas convocada a partir de este mediodía por la CGT, y apuntó a “sindicalistas mafiosos, gerentes de la pobreza, jueces cómplices y políticos corruptos” que están “resistiendo el cambio que decidió la sociedad democráticamente”

En un posteo en la red social X con el hashtag #YoNoParo, Bullrich sostuvo que “no hay paro que nos detenga, no hay amenaza que nos amedrente”.

La titular de la cartera de Seguridad agregó: “Sindicalistas mafiosos, gerentes de la pobreza, jueces cómplices y políticos corruptos, todos defendiendo sus privilegios, resistiendo el cambio que decidió la sociedad democráticamente y que lidera con determinación el presidente Javier Milei”.

En tanto, antes de dirigirse al centro de monitoreo ubicado en el Departamento Central de la Policía Federal, Bullrich realizó una recorrida por el barrio porteño de Flores, donde dialogó con comerciantes y afirmó: “Estoy en Flores, todos los locales abiertos, el país no para”.

“La Ciudad está trabajando, el Gran Buenos Aires también. Hay colectivos que circulan con gente que va al trabajo. La movilización es un punto mínimo en relación a la cantidad de gente que ha decidido trabajar”, expresó la funcionaria.

Bullrich, al mostrar a los periodistas imágenes de la zona del Congreso, indicó que “hemos logrado que la CGT ponga el palco donde le habíamos indicado, y se ve que la movilización está yendo por la vereda”.

La ministra se quejó por “la vergüenza” que “han hecho con el transporte”, al referirse al hecho de que el transporte público circulará hoy solamente hasta las 19 horas.

“Lo que han hecho de acomodar los colectivos y el transporte al paro es una vergüenza, para que la gente vaya (a la movilización) y después la dejan a pata y no puedan volver”, expresó.

También señaló que hubo “denuncias a más de 40 gremios por aprietes” para concurrir a la movilización, realizadas a través de la línea 134, que el Gobierno nacional habilitó para realizar este tipo de denuncias.

“Las denuncias que se reciben al 134 se judicializan, y hemos tenido ya 53.000 denuncias, y en estos últimos días antes del paro nos cuentan que los aprietan, que tratan a la gente como animales”, precisó la funcionaria nacional.

En otro orden, ante una consulta, consideró que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, debería “estar trabajando y no yendo a la movilización” considerando “los dramas que estamos teniendo” en la provincia de Buenos Aires, en alusión al asesinato de la hija de su custodio, Umma Aguilera, durante un intento de robo en Lomas de Zamora.

Bullrich concluyó que “nadie nos acorrala, y menos una marcha de 40.000 personas cuando hay 8 millones de cuentapropistas y 6 millones de trabajadores que irán a trabajar”.