BNA tiene “indicadores de mora muy negativos” y su “transformación en S.A. es central”, dijo Tillard

La “transformación” del Banco de la Nación Argentina (BNA) en Sociedad Anónima (S.A.) “es central para crecer, alcanzar eficiencia y mejorar la transparencia en la gestión”, afirmó hoy el flamante presidente de la entidad oficial, Daniel Tillard.

Para ello, “un comienzo será reemplazar la sindicatura unipersonal actual a favor de una sindicatura colegiada de tres miembros como en todas las sociedades”, señaló Tillard en una publicación de la red social X realizada a través de la cuenta del Departamento de Prensa del BNA.

Por otra parte, el funcionario manifestó que “el Banco registra indicadores de mora muy negativos” y “deficiencias en las prácticas de crédito”.

Al respecto, precisó que “los préstamos en situación irregular son el 7,40% del total y en los préstamos a las empresas la irregularidad es peor: alcanza al 11,70% del total”.

“El reordenamiento económico de la Argentina generará un cambio sustancial del negocio bancario”, agregó Tillard.

En esta línea, proyectó que “el desempeño del BNA deberá basarse en el aumento de los préstamos a favor de las pymes y las familias, y en optimizar su funcionamiento”.

El titular de la entidad oficial consideró que “en los últimos años, el BNA no priorizó su objeto de canalizar los depósitos y transformarlos en préstamos a favor de las pymes y las familias argentinas”.

“Efectivamente, las financiaciones a favor de empresas y familias se redujeron a sólo 21,20% sobre el activo total. Esto se debió a la política monetaria de los últimos años que impulsó a los bancos a invertir en letras de liquidez (Leliqs) y títulos públicos, desplazando el desembolso de préstamos”.

En ese contexto, adujo, “el BNA restringió los préstamos y amasó un elevado nivel de liquidez”, en tanto que “las Leliqs, los títulos públicos y el efectivo representan el 88,03% de los depósitos según su balance a septiembre 2023”, concluyó Tillard.