Advierten que en la feria ilegal de Retiro se vendían 20 mil anteojos truchos por año

La Cámara Argentina de la Industria Óptica (Cadioa) destacó hoy el operativo que desalojó la feria ilegal ubicada en el acceso a la terminal de ómnibus de Retiro, y advirtió que en ese lugar se vendían alrededor de 20 mil anteojos truchos por año que eran perjudiciales para la salud.

“En la feria había más de 30 puestos donde tenían ofertas de anteojos graduados y de sol que eran dañinos para la salud y no tenían ningún tipo de control sanitario ni de calidad y evidentemente contrabando”, advirtió el presidente de Cadioa, Norberto Fermani.

En un comunicado, destacó: “Esperamos que a partir de medidas concretas se consiga que el comercio sea más transparente, porque no se puede competir contra productos totalmente truchos y de contrabando”.

Consideró que “lo importante es el control del mercado interno, tratar de empezar a identificar todos estos puntos de venta de productos truchos para que haya un equilibrio y que los contrabandistas realmente se sientan contra la pared”.

“Sobre la Avenida Pueyrredón, entre Libertador y Avenida Belgrano, hemos detectado entre 22 y 25 comercios que venden anteojos evidentemente truchos y de contrabando”, y también “alrededor de Tribunales existen comercios que venden anteojos de contrabando”, enumeró.

Agregó que “en la Costa Atlántica se venden alrededor de 2 millones de anteojos truchos por año. Por otro lado, está la venta por internet que permite enmascarar a bandas que comercializan estos productos”.

El empresario remarcó que “el anteojo tiene trazabilidad y con sólo agarrar el producto y mirarlo, cualquier inspector o cualquier usuario medianamente informado se da cuenta de que ese producto es de contrabando o es ilegal”.

De acuerdo con información de la cámara, los anteojos truchos tienen vidrios coloreados pero no tienen un lente con calidad óptica adecuada para tener una protección en los ojos ante los rayos UV.

Cuando alguien utiliza anteojos con vidrios coloreados, el color no significa que esté filtrando los rayos UV sino que lo que hace es engañar a los ojos, que permiten que entren rayos nocivos que producen degeneración celular.