Piel dorada, sana y fresca en verano? Burt’s Bees te propone cuidado y tratamientos esenciales.

Comenzó la época en la cual las pieles se empiezan a exponer al Sol; el uso de protectores es fundamental, como también mantener una rigurosa rutina de cuidados que ayudarán a mantener un cutis radiante y, sobre todo, sano. Burt’s Bees aconseja cuáles son los pasos a seguir para conservar estos resultados a largo plazo.

Con la llegada del verano donde las altas temperaturas son protagonistas, las pieles se tiñen de dorado y exhiben una frescura digna de esta época del año. Rostros con brillo y al natural desfilan con aires renovados, dejando atrás los días de frío. Eso sí, al igual que en invierno, los cuidados y tratamientos son esenciales, sobre todo luego de la exposición al Sol.

Ya es sabido que el protector solar es indispensable durante todo el año pero los productos de limpieza, exfoliación e hidratación también cumplen un rol fundamental; por esa razón Burt’s Bees, la marca experta en el cuidado natural de la piel, propone priorizar la rutina ante todo: nada luce y queda mejor que una cara que irradia salud.

El primer paso, el cual deben respetar todos los tipos de cutis (grasas, secas y mixtas), es la limpieza profunda; no importa lugar ni tiempo, la piel está en contacto constante con bacterias, polvo, polución, entre otras sustancias dañinas que, si no son erradicadas, se acumulan en los poros y los dilatan.

He aquí la importancia de la limpieza que, además, permite que el rostro luzca liso e uniforme; lo primero que hay que hacer, entonces, es empezar la mañana con el Aceite facial Limpador de Burt’s Bees que elimina la suciedad y el maquillaje sin dejar residuos grasosos. Además, tras su uso, la piel luce suave y tersa.

El calor y los rayos UV tienden a secar la piel y fomentan el envejecimiento cutáneo; por ende, además de ingerir los 2 litros de agua diarios, hay que mantenerlo nutrido para conservar su elasticidad y, sobre todo, fomentar la creación de colágeno, proteína que le da firmeza a la piel. La Nourishment Day Lotion de BB no sólo cumple estas funciones sino que también posee protección FPS de amplio espectro, ideal para incrementar los cuidados que hay que tener con el Sol. La jalea real, uno de sus ingredientes, permite que la dermis se encuentre saludable durante todo el día y cualquier tipo puede acudir a ella.

Dadas las circunstancias que trae un día en la playa o pileta, como lo es el exceso de arena y desechos, lo mejor será ajustar un poco más el régimen y, durante toda la jornada, utilizar las toallitas de BB que son fáciles de transportar y no necesitan enjuague posterior. Cada cutis cuenta con su propia versión: las de Pepino y salvia son perfectas para pieles normales y secas y las de Pomelo rosado apuntan a las grasas ya que barren el polvo que obstruye los poros. De esta manera, la limpieza y humectación están aseguradas.

Por otro lado, las que no pueden salir sin maquillarse y buscan un equilibrio entre una base que empareje el color y una crema hidratante, la mejor opción es la BB Cream que, además de cumplir con ese balance, perfecciona e ilumina el cutis. Tiene un factor de protección solar de 15, el cual es un plus para los días en que las temperaturas son más elevadas y hay que tener más precaución.

Otro detalle no menor es que, además de cuidar la piel, no hay que dejar de lado a los labios los cuales pueden sufrir agresiones durante esta época, como quemaduras y resecamiento; la mejor manera de preservarlos será, entonces, acudir al All-Weather SPF 15 de BB, un lip balm que, además de protegerlos, los hidrata y humecta. Lo ideal será aplicarlo más de dos veces por día, sobre todo si se está varias horas bajo el Sol.

De esta manera, Burt’s Bees alienta a las mujeres a disfrutar del verano de la mejor manera y, sobre todo, con salud.