Frente a la crisis las pymes van al congreso para solicitar medidas con carácter de URGENTE.

Cientos de empresarios y empresarias pymes se congregarán el jueves 6 de Diciembre frente al Congreso de la Nación convocados por 8 entidades
empresariales para solicitar medidas con carácter de URGENTE para las pymes ante la recesión económica que atraviesa la economía argentina.

Antes de la devaluación de nuestra moneda nacional y del inicio de la recesión la tasa de mortalidad de las pymes era de 10 cada 24 horas, hoy la cifra a escalado de manera dramática, cierran sus puertas 25 empresas cada día.

El objetivo de esta convocatoria es conseguir el respaldo para que se implementen medidas urgentes que le permitan afrontar la recesión económica que atraviesa a todos los sectores sin excepción ni tamaño, tanto la industria como el comercio, los servicios y el agro.

La actividad convocada por la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC), la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME),la Fundación Pro Tejer, Industriales Pymes Argentinos (IPA), la Cámara Argentina de Pymes Proveedoras de la Industria de las Telecomunicaciones (CAPPITEL), Frente Productivo, Agrupación Ministro José Ber Gelbard, Industriales y Emprendedores Laudatistas (RIEL), y la Central de Entidades de Empresarios Nacionales (CEEN) cuenta con la adhesión de más de 20 cámaras y entidades que participarán y se unirán para plantear en conjunto los temas que aquejan a diferentes sectores. La actividad es abierta a la participación de todos los empresarios y empresarias pymes de la ARGENTINA.

A las 10.30hs los empresarios pymes se convocarán frente al palacio legislativo, sobre Av. Entre Rios, y realizarán una foto y una intervención para visibilizar su reclamo.

A las 11hs se dirigirán al edificio anexo para mantener un encuentro con los diputados y las diputadas nacionales donde entregarán un documento con los pedidos y las necesidades de legislación urgente.

Los ejes que se plantearán en la reunión serán: los elevados y dolarizados costos energéticos, la ausencia de financiamiento, los embargos de la AFIP y una ausencia de control en las importaciones de productos con sustitución nacional; el incremento de los impuestos, a pesar de la sanción del nuevo pacto fiscal; las tasas de interés bancarias anti empresariales que imposibilitan la actividad productiva de las empresas; el daño a las exportaciones ante la aplicación de nuevas retenciones y la eliminación de los reintegros a las exportaciones; la necesidad de descontar el bono de fin de año -acordado entre el Gobierno, los sindicatos y las empresas- de la Declaración Jurada de aportes y contribuciones del empleador (F931), etc…

Los sectores involucrados son: la industria gráfica, panaderos, papelera, del calzado, del plástico, del juguete, textil, química, pesquera, metalúrgica, alimenticia, marroquinera, de la curtiembre, del sector vitivinícola, autopartista, de la madera, del sector matricero, los proveedores de la industria petrolera, fabricantes de muebles, del agro y las economías regionales, de la vitinicultura, de los servicios, y del comercio, entre otros.