Se presentó un contraproyecto a manos de Unidad Ciudadana para evitar la venta encubierta de Buenos Aires Design Recoleta.

Por tratarse de zona de Protección Patrimonial y el descontento tanto de vecinos como de órganos representativos de la comuna, la venta del Buenos Aires Design nuevamente en la mira.

Legisladores y comuneros criticaron duramente al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta ante la presentación del proyecto del Poder Ejecutivo porteño para volver a “concesionar” el predio del Buenos Aires Design en Recoleta.

Fue presentado también, un contraproyecto tomado por los legisladores del Bloque de Unidad Ciudadana con la propuesta de crear un Centro Cultural y Social en el lugar.

La legisladora Andrea Conde y su par Laureano Bielsa ambos pertenecientes al bloque Unidad Ciudadana se refierieron al proyecto en éstos términos:
“El Gobierno porteño dispone nuevamente de un espacio que le permita generar buenos ingresos para la Ciudad en un momento de ajuste. A cambio, Horacio Rodríguez Larreta da prioridad una vez más a sus intereses y negociados inmobiliarios por sobre el beneficio para todos los ciudadanos: el plan enviado a la Legislatura propone volver a “concesionarlo” bajo una figura que es aún más perjudicial que la concesión para los vecinos: la del “derecho real de superficie”, que además de permitir plazos de explotación más largos que una concesión regular (70 años en este caso, contra 20 de máximo que permite la concesión), le otorga a quien lo explote mayores competencias sobre el inmueble, como por ejemplo, poder demolerlo”, señaló la legisladora.

Ante la declaración del gobierno porteño en julio pasado, sobre que la recaudación del nuevo proyecto será destinado a viviendas sociales. Conde opinó: “con eso se quiere lavar la cara ante la opinión pública, porque si realmente quisiera maximizar la recaudación para hacer viviendas sociales y mejorar la vida de muchos porteños,NO ENTREGARÍA EL PREDIO a sus amigos una vez más bajo estas condiciones que claramente perjudican el patrimonio de la Ciudad”,

Mientras que Bielsa considera el proyecto del Ejecutivo, como muy malo. Desde los puntos de vista técnico y jurídico hace agua por muchos lados porque deja librados al concesionario o superficiario muchos puntos. Tanto en los vecinos de Recoleta, y en los órganos representativos, como la Junta Comunal y el Consejo Consultivo de la Comuna 2, el plan genera muchísimas dudas, resquemor y hasta un poco de bronca. Por este motivo nos parece fundamental tener una contrapropuesta que tenga como objetivo central, el bienestar de los habitantes de la ciudad ”.

“En 2015 trataron de vender el predio y generó tal repudio que su proyecto fracasó. Ahora regresan con este plan, que es prácticamente una venta encubierta porque otorga este derecho de superficie por un plazo nunca visto antes en la historia argentina”, añadió Bielsa.

El contraproyecto presentado propone la creación de un Centro Social y Cultural que comprenda el conjunto formado por los espacios verdes públicos, el Centro Cultural Recoleta, el Palacio de las Artes, ex Palais de Glace y el Centro Social y Cultural Recoleta, y se conforma como un espacio integral de usos múltiples, abriendo la oferta de actividades gratuitas educativas y servicios comunales complementarios, poniendo como eje el aprovechamiento público y social del predio.

Más allá de lo expresado por los legisladores de Unidad Ciudadana, aquí hay un par de factores que no se están tomando en cuenta.
1- Se trata de zona de Protección Patrimonial.
2- Desde que Buenos Aires Design abrió sus puertas como el único polo de diseño y decoración de interiores de la ciudad, todas las personas que trabajan ahí, más tercerizaciones están a punto de perder sus puestos de trabajo.

El complejo Buenos Aires Design tiene 21.500 metros cuadrados de superficie, cuenta con unos 80 locales aproximado y su patio de comidas tiene capacidad para más de 700 personas.