Recoleta también sufre el calor del verano

La sensación térmica rozó los 40° y rige el alerta naranja. El alivió recién llegaría el sábado. Encima, miles de usuarios están sin luz.

Horas después del mediodía, en la ciudad de Buenos Aires, se registraron 36 grados, mientras que la sensación térmica llegó a rozar los 40. Pero para quienes esperan un alivio, las noticias no son del todo buenas, porque recién el sábado disiminuirá la temperatura. En efecto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anuncia para este viernes a la tarde “probabilidad de tormentas aisladas” y una “elevada sensación térmica”.

Las lluvias continuarán el sábado, con un “posterior descenso de temperatura” debido al “pasaje de un frente frío”. En tanto, el organismo señaló que se registrarán “tormentas fuertes con lluvias intensas, ráfagas y ocasional caída de granizo” en varias localidades de la provincia de Buenos Aires (25 de Mayo, 9 de Julio, Bolívar, Bragado, Saladillo, Carlos Casares, Olavarría, Pehuajo), Entre Ríos y Córdoba.

Por otra parte, en Santa Fe, el termómetro alcanzó los 37,8 grados y la sensación térmica ascendió a los 43 grados. Y aún peor fue la situación en Río Colorado, en Río Negro, donde la térmica superó los 45 grados, motivo por el cual lideró el ránking de temperaturas del SMN durante gran parte del día.

El meteorólogo del organismo, Ignacio López Amorín, explicó que “a las jornadas de calor se sumó la humedad, que empezó a ingresar hoy (por el jueves) desde Paraguay y el norte del país, por lo que la sensación térmica aumentó”. A su vez, agregó que recién el sábado “se esperan tormentas y un frente frío que traerá un descenso de la temperatura”.

Sin embargo, el descanso durará pocos días, pues el lunes “se estima que nuevamente comience a subir el termómetro, y si bien no se sabe todavía cómo será la semana que viene, pareciera que no vamos a llegar a picos tan altos”.

Miles de usuarios sin luz
Para algunos la jornada de calor sofocante fue aún más insoportable. Y es que un total de 122.000 usuarios de Edesur sufrieron cortes en el servicio por interrupciones en su mayoría, en la línea de baja tensión. De acuerdo con la empresa distribuidora de energía, el 90 por ciento de los casos, se trató de cortes preventivos y rotativos producto de un accidente con una línea de alta tensión ocasionado por una tunelera externa a la empresa, que dañó la terna 62 de alta tensión en Villa Soldati.

En la zona norte, en tanto, otras 14.000 familias también sufrieron cortes de energía eléctrica por parte de la empresa Edenor.